Descubre las historias de madres subrogadas más devastadoras

PUBLICADO EN 05/25/2020
Publicidad

Una mujer que ofrece servicios de vientre subrogado cree que va a dar luz a gemelos pero ocurrirá algo totalmente inesperado

Jessica Allen tras ser madre por segunda vez, quiso ayudar a una pareja ofreciéndose como vientre subrogado y añadía: “Ninguna mujer debería vivir su vida sin la experiencia de amar y de tener un vinculo madre-hijo”

Durante el embarazo de Allen ocurrió algo que ninguno de las personas envueltas esperaba que sucediese, pero no sería hasta que diese a luz que se dieran cuenta de lo que les venía encima. A pesar de que Allen había cumplido con el procedimiento a raja tabla.

Jessica Allen

El gran gesto de Jessica


Jessica originalmente de los Estados Unidos, pensaba que estaba siendo generosa y que estaba realizando una buena acción cuando se ofreció voluntaria para gestar el bebé de esta pareja china, donde la subrogación es ilegal.

Poder formar una familia no es un proceso sencillo pues conlleva un gran trauma emocional y físico. La pareja china pudo vivir esa experiencia a través de Allen.

Veámos cómo fue su aventura…

Jessica Allen mostrando su vientre

Siguiendo las pautas médicas


Jessica trabajaba para una empresa con base en San Diego llamada Omega Family Global y ellos fueron los encargados de conectar a la pareja china con Jessica. En Abril del 2016 acordaron implantar el embrión de la pareja en Jessica a través de la fertilación in vitro.

ANTiamente a la fertilación, hay un proceso de hormonación donde la mujer encargada de llevar el embrión tiene que tomar estrógenos y progesterona para que consiga una implantación libre de dificultades. Allen siguió todas las pautas indicadas por su doctor ante y durante todo el proceso para que el resultado fuera exitoso. Pero sería a la sexta semana cuando tras un chequeo médico, el doctor comunicaría cierta información a Allen que le dejaría descolocada…

Embarazo avanzado

Los doctores quedaron perplejos


El embrión se había dividido, es decir; Allen iba a dar luz a gemelos y nadie podía creerlo. Todos quedaron perplejos. Las probabilidades de que algo así pasara eran muy bajas, pero como apuntó uno de los doctores, era posible.

Tras conocer esta información, le dieron a Allen una bonificación de 30.000$, sus cheques mensuales ascendieron 5.000$ cada mes. Hasta aquí todo sería una situación ideal, hasta el día del nacimiento…

Allen y su marido no podían creer lo que estaba sucediendo

Embrión dividido

Algo en uno de los bebés no marchaba bien


Los bebes nacieron el 12 de Diciembre de 2016 con cesárea. Una vez cortaron los cordones de los niños, se los llevaron fuera de la sala y Jessica no consiguió ver a ninguno de los bebés.

Más tarde ese mismo día, la futura madre visitó a Allen en el hospital y le mostró una fotografía de los bebés donde se veía claramente a uno de ellos con rasgos asiáticos mientras que el otro no. Era obvio que los bebés no eran idénticos pero Allen no quiso hacer demasiadas preguntas…

Pies de recién nacido

Un mensaje de texto que cambiaría sus vidas


Con el dinero que Jessica había ganado tras este proceso ella y su marido se compraron una casa nueva. Tras el parto, Allen necesitaba reposo así que dejó el hospital y volvió a su casa con su familia para recuperarse por completo. Cuando iban a comenzar la mudanza, recibieron un mensaje de texto de la madre de los gemelos. La madre le envío nuevamente una foto haciendo hincapié en el hecho de que no creía que uno de los bebés fuese suyo. Allen en una entrevista en el New York Post comentaba que la madre le hizo preguntas como: “¿No se parecen,no?”; “¿Por qué crees que se ven tan diferentes?”

Mensaje de texto

Un caso extraño


Para intentar resolver dudas y que todo quedase más claro, sometieron a los bebés a pruebas de ADN para entender qué estaba pasando y los resultados no dejarían indiferente a nadie…
Al parecer uno de los bebés efectivamente, pertenecía a Allen y a su marido. Además parecía ser que los embriones habían tenido incluso, diferentes tiempos de gestación.

Este hecho tiene un nombre que se conoce como superfetación y es cuando una mujer continúa ovulando a pesar de que esté embarazada. Esto significaba que Allen habría gestionado dos bebés “de diferentes procedencias” al mismo tiempo.

Lo lógico habría sido que la pareja china hubiese devuelto a Allen y su marido, su bebé pero esto no sería tan sencillo como podáis creer…

Allen dando luz a dos bebés a través de superfetación

¿Estaban todos de acuerdo en cómo proceder?


Allen y su esposo no podían creer que uno de los bebés era suyos ya que ella había sido paso por paso todos las pautas que le había marcado. Incluso habría respetado los tiempos que su doctor le facilitó para poder tener relaciones sexuales con su pareja.
Allen comentaba en el The New York Post : “Por mi parte, Wardell -el esposo de Allen- y yo no tuvimos relaciones hasta que el doctor nos dio el permiso, y hasta nos recomendó usar preservativos”; esto quiere decir que además habría habido un fallo en el método de anticonceptivo. Lo cual parece simplemente, increíble.

Allen y Wardell

Desconcierto


Fue difícil para la pareja asumir que iban a tener un tercer bebé pues simplemente, no se esperaban que algo así pudiera suceder. Allen comentaba durante una entrevista para la revista People lo siguiente: “Estaba en pánico, mi esposo y yo lo estábamos. No teníamos idea de qué es lo que saldría de ello y cómo prepararnos para otro bebé de un día para otro. Acabábamos de mudarnos a una nueva casa y no teníamos mucho dinero”
Pero mientras ellos asimilaban esta noticia, estarían a punto de recibir otra desconcertante noticia…

Allen y su esposo

Las cosas se complican


Después de haber resuelto el enigma y haber asimilado que eran padres por tercera vez, Allen y su esposo hicieron todo lo posible para poder traer a su bebé a casa pero parecía que la situación se complicaba…

La pareja china al entender que ese niño no era suyo, no quisieron saber nada de él y la agencia de subrogación le dijo a Allen que estaban buscando a su bebé. Mientras tanto, la pareja china demandaba a Allen, pidiéndola una compensación de 22 mil dólares.

Allen incapaz de poder asumir estos costes comenzó a pensar que quizá tendría que renunciar a su hijo…

Dólares

No detienen la demanda


Allen comentaba en una entrevista en el New York Post: “Ya habíamos gastado la gran mayoría del dinero que habíamos conseguido del contrato de subrogación, pero nos habían demandado por miles de dólares más”. A parte de haber sido demandados por la pareja china, la agencia también les pedía compensación económica por haber iniciado una búsqueda de su hijo perdido.

Allen y su esposo no podían asumir esos costes puesto que acababan de adquirir una hipoteca y fue entonces cuando la agencia les comunicaban que su hijo había sido puesto en adopción.

Wardell y Allen

Bebé en adopción


Allen comentaba en el New York Post: “Para mi disgusto, una empleada de la agencia comenzó a buscar padres para adoptar a mi bebé y “absorbió” el dinero que le debíamos a la pareja. Si eso no funcionaba, la pareja estaba pensando en poner a mi bebé en adopción ya que aún eran los padres legales”.

Lo correcto habría sido devolverles a la pareja su bebé pero la pareja asiática y la agencia decidieron que eso no iba a suceder puesto que no se lo merecían.

Sillita de bebé

Querían que comprara a su propio bebé


Después de la pareja enterarse de que querían poner a su bebé en adopción y no querían devolvérselo a la pareja, ellos comenzaron a perder la esperanza de que algún día lo recuperarían y no estaban de seguro de lo que podían hacer para solucionar toda esta situación tan terrible. Allen comentaba en la revista People:”Pensé que nunca lo recuperaría porque me presionaban para que pagara primero.Luego decían que la intención de la madre era de darlo en adopción… y pensé que tendría a un bebé mío allá afuera que sería forzado a vivir con otros porque yo no podía pagar por él o porque no lo podía adoptar”

Allen emocionada

Da comienzo la batalla


Allen y su esposo se endeudaron para poder recuperar a su hijo, no solo tuvieron que contratar a una abogado sino que además tuvieron que entrar en negociaciones con la empresa de subrogación. Y ahí dio comienzo la batalla.

Hubo todo tipo de opiniones y críticas. Unos creían que ellos habían sido los culpables por no abstenerse, otros pensaban que por otro lado el médico habría cometido un error en sus pautas y otro decían que los padres asiáticos habían procedido erróneamente (pero que a su vez también eran “víctimas” porque se vieron forzados a asumir unos costes extras cuando se supo que eran dos bebés en vez de uno)

Allen y Wardell

Allen culpa a la agencia


Allen no culpaba a la pareja asiática por lo que había sucedido pero sí creía que había sido la agencia quien los había manipulado.
Allen comentaba en la revista People: “No es su culpa… la agencia plantó en su cabeza que yo los iba a demandar. Nunca dije esas palabras. Como ella estaba asustada de que yo la iba a demandar, fue que comenzó a enviarme mensajes de todo tipo”

Jessica Allen

La agencia no asume la responsabilidad


Después de que acabarán los pleitos entre la pareja y la empresa, Allen comentaba que no le debían nada financieramente. Pero recuperar la custodia de su hijo no sería nada fácil… Allen apuntaba en la revista People: “Intentamos contactarles en numerosas ocasiones, pero una de las excusas que nos dieron es que los padres adoptivos no querían firmar el poder del abogado y por consecuente no podíamos recuperarlo. En otra de las llamadas que recibimos nos dijeron que íbamos a recuperarlo, pero luego no fue así porque pensaban en darlo en adopción”

La agencia seguía luchando para no devolverle el niño a Allen a pesar de que era evidente que el bebé era suyo…

Intentado recuperar al bebé

Omega Family Global no cede


Omega Family Global se lo estaba poniendo muy difícil a Allen y no se entendía muy bien el por qué puesto que era evidente que era su bebé biológico. La empresa negaría las demandas de Allen e iría más allá pues presentaron otro caso.
“La naturaleza de la subrogación es una aventura muy complicada que necesita del apoyo y del trabajo de las agencias, padres, madres sustitutas, los psicólogos, abogados y toda clase de profesionales. Como en todos los embarazos, requieren de atención al detalle, respeto al proceso y demás emociones que están involucradas”, comentaron al The New York Post

Silencio

Dos meses después logra ver a su hijo, finalmente.


Allen dio luz a los bebés el 12 Diciembre del 2016 y no sería hasta el 5 de Febrero que podría abrazar a su hijo por primera vez, después de haberlo intentado por mucho tiempo. Allen comentaba en el New York Post lo siguiente: “Y así fue, que el 5 de febrero, finalmente me reuní con la empleada de Omega en el estacionamiento de un Starbucks en Menifee, California, en donde me entregó a nuestro hijo, a quien llamamos Malachi. Aquel momento en el que comencé a besar y abrazar a mi bebé fue emotivamente conmovedor”

Enseñar una lección


Después de haber pasado por toda esta caótica situación, Allen comentaba que no se arrepentía de haber experimentado ser una madre subrogada pero decía que nunca volvería a pasar por ello. Allen comentaba sobre el hecho de tener a Malachi con ellos: “Mi esposo y yo no estábamos planeando agrandar la familia, pero nos alegramos de la llegada de Malachi”;”No me arrepiento de haber sido una madre sustituta porque eso sería el arrepentirme de mi hijo. Sólo espero que otras mujeres que consideren la subrogación puedan aprender de mi historia. Un bien mayor puede ocasionar una pesadilla”. Incluso teniendo ya a Malachi con ellos, la pareja aún sigue en pleitos legales con la empresa.

Las deudas siguen con ellos


A pesar de que más o menos la historia tuvo un final feliz. Allen y su marido aún siguen pagando deudas. Todo este proceso les ha costado problemas financieros que aún no saben cuándo podrán superar. Allen comentaba en la revista People: “Es muy estresante de manera financiera, nos llevó a la deuda. Apenas sobrevivimos ahora y me estresa de manera emocional porque la agencia nos dio la espalda… el saber que durante los primeros dos meses de la vida de Malachi, él estuvo en brazos de extraños me rompe el corazón. Nos afecta mucho”

Allen con Malachi en brazos, uno de sus hijos y su marido

Una familia feliz


La parte bonita de toda esta historia es que todos los integrantes de la familia están súper contentos y felices con la llegada de Malachi a la familia. La historia de Allen apareció mediáticamente un año después de que todo hubiera pasado. Cuando Allen daba entrevistas y contaba a los medios los hechos acontecidos, Malachi ya se había adaptado a la rutina familiar.

Allen comentaba en una de las entrevistas que ofreció a la revista People: “Ya es un pequeño hombre. Tiene diez meses que parecen diez años. Ya camina por todos lados e intenta hablar. Tiene una actitud que es graciosa y su personalidad traviesa y exigente a la vez. Camina como si dominara al mundo”

Allen feliz junto a sus hijos

A continuación una historia parecida a la anterior donde una mujer acepta ser madre sustituta para un amigo, con final trágico…

Lleva en el vientre el bebé de su mejor amigo


Una joven pareja recien casada llamados Kevin y Nicole Barattini deseaban como muchas otras parejas formar una familia pero su sueño no se cumpliría tan rápido… Parecía que traer un hijo al mundo no iba a ser tarea fácil pero ellos se armaron de paciencia e intentaron de muchas maneras dar con una solución definitiva. Cuando ya habían probado casi todas las opciones y aún no encontraban ninguna solución, una amiga de la pareja les ofreció una solución que cambiarían sus vidas. Después de haber estado casado por varios años y no haber dado con una alternativa natural, consideraron esta propuesta de su amiga que cómo veremos a continuación no haría necesariamente las cosas más fáciles

Kevin y Nicole Barattini

Lianna y Shaun son familia numerosa


Lianna y Shaun son una pareja amiga de Kevin y Nicole. Cuando ellos ya se habían casado y tenían la intención de formar una familia con un primer hijo, habría pasado tanto tiempo ya que Liana y Shaun ya irían por el quinto hijo. Lianna y Shaun seguían con planes de aumentar el número de miembros en su familia. Lo que ellos no esperaban es que ese sexto embarazo no sería de un hijo biológico de ellos.

Lianna y Shaun Kevin y Nicole

Un gesto muy genoroso


Tras varios años de intento y no éxito Kevin y Nicole comenzaron a plantearse el alquilar un vientre subrogado. Por un lado, les preocupaba mucho saber qué tipo de mujer gestaría a su bebé , para ellos lo ideal sería que esa persona fuese una persona de confianza y por otro lado, su deseo de ser padres era tan grande que intentaron buscar una persona en la que pudiesen confiar al 100% para poder estar tranquilos tomando esta decisión. Para su sorpresa, su amiga Lianna se ofreció a ayudarles a cumplir su sueño, ella estaba dispuesta a hacer eso por ellos y Kevin y Nicole no podían ser más felices con su decisión pues para ellos este era el mejor de los escenarios.

Las parejas

La subrogación es una experiencia única


En Julio del 2016, fue cuando se implantaron los embriones en Lianna y esta operación fue conducida por el Dr. Richard Klein, el cual comentó que el procedimiento fue “muy divertido”. Tras la operación fueron a visitar al doctor para saber cuál había sido el resultado de la operación, para saber si Lianna había quedado embarazada o no.

Lianna y Kevin

Las buenas nuevas que no llegaban…


Las parejas estaban muy nerviosas y expectantes sobre todo Kevin y Nicole, los cuales habían rezado y luchado mucho porque este embarazo tuviera éxito.

Lianna por su parte hizo todo lo que los médicos le indicaron para que la operación tuviera éxito y se había sometido a la operación. Ahora solo quedaba esperar a los resultados…

Y finalmente llegó el día en que el médico les citó para comunicarle los resultados que tanto esperaban…Las emociones de todos los amigos estaban a flor de piel…

Amigas sonrientes

Un terrible resultado


Desafortunadamente, Lianna no había quedado embarazada.
Los Barattini se casaron en el 2010 y desde entonces habían querido formar una familia pero parecía que después de haberlo intentado prácticamente todo eso nunca llegaría pero lo que ellos tampoco se esperan es que además toda esta historia se volviese además contra ellos. Las noticias que recibieron, no eran en absoluto las noticias que se esperaban.

Kevin y Nicole el día de su boda

Problemas de salud


A los 16 años, Nicole vio como su cuerpo se cubría de unas manchas en la piel que se iban extendiendo por todas partes. Cuando por aquel entonces un día Nicole sufría de fiebre y cansancio visitó al doctor, éste le diagnosticó Ictericia en los ojos. Su nivel de plaquetas era extremadamente bajo. De entre los 150-140 mil en sangre que normalmente la gente tiene, Nicole solo tenía 8 mil.

Prueba de sangre

Enfermedad auto-inmune


Tras volver a visitar al doctor, Nicole fue diagnosticada con una enfermedad auto-inmune llamada Púrpura Trombocitopénica Trombótica o PTT. Entonces cuando Nicole recibió esta noticia, quedó traumatizada. Afortunadamente, debido a que se lo diagnosticaron a tiempo, Nicole pudo ingresar en el hospital y ser tratada para recuperarse.

Nicole

Púrpura Trombocitopénica Trombótica


Este extraño trastorno aumenta la glucoproteína en la hemostasia, lo que hace que diferentes partes del cuerpo experimenten coágulos de sangre. Con lo cual si no es tratado a tiempo puede tornarse en una enfermedad mortal.
Esta enfermedad afecta a 1 de cada 1000 personas (la mayoría de los casos sería en mujeres adultas).

Brazo con PTT

Efectos secundarios a posteriori


Gracias a que los doctores la tuvieron bajo control, Nicole pudo superar este episodio de su vida y seguir viviendo una vida normal tomando su correcta medicación. Gracias a esto pudo vivir tranquila.
Cuando fue a visitar al doctor para comunicarle que el embarazo era negativo, el médico también le dijo que si quedaba embarazada su condición de PTT podría dañar la salud del bebé y a su vez para ella.

En la camilla del hospital


Tras visitar al doctor y comunicarle que es un riesgo para ella quedarse embarazada por su condición de PTT. Nicole estaba devastada y cuando su marido llegó a casa y la vio sabía que algo no iba bien…
Kevin comentaba lo siguiente: “Llegué a casa del trabajo y Nicole tenía un rostro de que algo malo sucedía y nunca lo olvidaré. Le pregunté ´¿Qué sucede?´ y ella respondió ´El doctor no cree que podamos tener niños´. Y ya saben, nadie quiere escuchar eso
Nicole le transmitió todo lo que el doctor le había dicho sobre su salud y el hecho de portar un posible embarazo. Kevin tenía que entender que es un riesgo muy grande para ella y para el bebé que ella quedase embarazada.

Un riesgo muy grande


La parte más difícil para Nicole de entender era que sabía que sí podría quedar embarazada pero que el proceso en sí sería peligroso. Nicole comentaba que: “Podía concebir, pero no transitar un embarazo saludable. Y eso podría llevar a mi muerte o a la del bebé“. Era evidente que si ella se quedaba embaraza, estaba jugándose así que tendría que encontrar otra manera que fuese eficaz para poder conseguir formar su soñada familia.

Asumiendo riesgos


Para Nicole era muy difícil asimilar la idea de que no podía tener hijos sin tener que asumir tantos riesgos. Se sentía muy frustrada y los médicos le aconsejaron que no lo hiciera por su bien. Desesperada, le dijo a su marido que estaría dispuesta a asumir ese riesgo pero él no estaba dispuesto a aceptar esa propuesta.

Nicole y Kevin sonrientes

Opciones seguras


La pareja se dio un tiempo para asimilar y asentar toda esta nueva información y relajar sus cuerpos y mentes. Cuando ya aceptaron la realidad y vieron que la concepción natural no iba a ser una opción decidieron congelar los óvulos de Nicole y buscar una nueva madre subrogada. También llegaron a considerar la adopción.

Muestras

Una opción poca asequible


Lo más importante para la pareja era formar una familia. No les importaba si el hijo fuera biológico o no. Cuando se decidieron por la adopción se dieron cuenta de que era una opción muy costosa. No podían cubrir los fondos que esa acción asumía y además tenían que ahorrar para la manutención del niño.

Adopción

La adopción parece imposible


No hay duda de que hay miles de niños ahí fuera que necesitan un hogar y un sistema de amor y cuidado. Pero desafortunadamente los procesos de adopción son muy costosos y lo que lo hace tan complicado es los trámites legales, que además es lo que se lleva la gran parte de los fondos.
Según Adoptive Families, las adopciones internacionales finalizaron entre 2015 y 2016 tuvieron un coste de unos 42 mil dólares y las adopciones para recién nacidos al rededor de los 37 mil dólares.

Familia adoptiva

Un vientre de alquiler


La pareja volvió a pensar en otra alternativa para concebir finalmente un hijo, se toparon con la opción de volver a intentar la subrogación pero esta vez tras hacer varias investigaciones, vieron que el coste ascendería los 75.000$, cantidad que se les iba de presupuesto. Nicole intentó por sus medios intentar que alguien pudiese ayudarles llevar a cabo este proceso de manera casi solidaría alegando: “Hemos escuchado de historias de hermanas que llevaron en su vientre un bebé y de madres también, pero no tengo hermana y mi madre es muy grande”.

El matrimonio Barattini

NY ciudad que cobra alto la subrogación


Nueva York prohíbe la subrogación y la pareja no lo sabía. No sabían que era ilegal pagar a alguien para que gestara su bebé. La opción que tenían era contratar a alguien que no viviese en Nueva York pero esto nuevamente iba a ser un problema porque los costes de los viajes para las visitas al doctor multiplicaría de nuevo el dinero que tendrían que invertir en ese proceso.

Nueva York

La subrogación era la mejor opción para Nicole


A pesar de todo, al final decidieron tomar el camino de la subrogación. El proceso sería el mismo que el de la última vez, cuando su amiga Lianna quiso ayudarles. Fecundación in vitro e implantación.
El niño tendría la carga genética de los padres (ovarios y espermatozoides del padre) pero estaría desarrollándose en la panza de una tercera persona.

Lianna y su marido


Nicole hizo saber a todos que no podía quedarse embarazada y comentó los riesgos que asumía si eso pasaba. Así que la pareja comenzó su búsqueda de la futura madre subrogada y muchas personas respondieron de manera positiva a la propuesta de la pareja. Recibieron mucho cariño y apoyo ¡mucha gente se ofreció a ayudarles! Parecía que el camino de la pareja de quedarse embarazados se aclaraba y estaba cerca pero una vez más el destino les hacía jugar una mala pasada puesto que de entre todas las madres que se ofrecieron su vientre, ninguna parecía ser válida para este papel. La suerte no estaba de su lado y la pareja volvía a sufrir un nuevo derribo.

Nicole sonriente

Publicidad