Padre Entra En Cólera Cuando Ve A Su Hija Sin Pantalones

PUBLICADO EN 08/25/2020
Publicidad

Se despidió de su mujer y fue a la parada de autobús a recoger a su hijita que venía del colegio, pero, este padre de Florida, llegó a donde estaba su hija e ipso facto se dirigió al colegio enfurecido a pedir explicaciones de por qué su hija iba sin pantalones. Habéis leído bien ¡la niña iba sin pantalones! Era intolerable, todo el mundo miraba a la niña y este padre rojo de furia no podía entender por qué habían mandado a su hija a casa de ese modo tan humillante.

Padre Entra En Cólera Cuando Ve A Su Hija Sin Pantalones

Padre Entra En Cólera Cuando Ve A Su Hija Sin Pantalones

Furioso No, Lo Siguiente


Cuando eres joven y vas al colegio es normal estar allí durante horas y horas, a medida que vas creciendo te acostumbras pero hay veces que parece que la aguja del reloj no se mueve. Para los chicos más mayores es más sencillo pero para los niños más pequeños y sobre todo los de 6 años, puede ser algo realmente duro estar sentado tantas horas. La niña ya no podía más y levantó la mano…A partir de ahí todo fue una odisea horrible para esta pequeña y su padre reclamaría responsabilidades hecho todo un energúmeno.

Furioso No, Lo Siguiente

Furioso No, Lo Siguiente

Cuidado Con Raymond McCurdy


Cuando vio a su niña bajar del autobús empapada en lágrimas y ella le contó lo que había sucedido, entró en furia, lo que había sucedido era algo inaceptable y alguien debía pagar por ello, y es que el agente Raymond McCurdy no se andaba con chiquitas y mucho menos si hablamos de su niña. Raymond es un hombre que lleva luchando toda su vida contra las injusticias y no iba a dejar pasar esto, que para él era hasta un acto criminal. Raymond McCurdy era el tipo de hombre con el que no te gustaría jamás tener un desacuerdo.

Cuidado Con Raymond McCurdy

Cuidado Con Raymond McCurdy

Una Nueva Vida


La familia McCurdy nunca había atravesado una situación como esta en su vida. Nunca habían tenido que preocuparse por la pequeña Amy en el colegio antes, siempre había ido todo bien, pero la Amy había empezado hacía muy poco en un nuevo colegio ya que la familia se tuvo que mudar recientemente a Florida. Jamás hubieran pensado que algo tan normal como cambiar de colegio les haría pasar por un trago tan amargo, y es que las normas en ese colegio eran muy diferentes a las de su anterior centro de estudios.

Una Nueva Vida

Una Nueva Vida

Diferentes Métodos


Amy había levantado la mano pero lo que la pequeña no sabía es que en aquella nueva escuela no se podía ir al baño cuando quisieras. La profesora tenía que darle permiso y no se lo iba a dar fácilmente. Aunque vio su mano levantada no le hizo caso, Amy insistió y al fin le preguntó que quería, ella pidió por favor poder salir al baño y la profesora le dijo que no, Amy dijo que era muy urgente y aun así la profesora le volvió a decir que no. Entonces sucedió el incidente que viene a continuación.

Diferentes Métodos

Diferentes Métodos

Como Si Nada


La niña trató de aguantarse unos minutos, pero no fue capaz, desesperada, Amy volvió a levantar la mano. La profesora estaba escribiendo en la pizarra y no se percató pero Amy no podía más y siguió con la mano alzada. Al fin, la profesora se dio la vuelta, la miró ¡e hizo como si nada! Ignoró a la niña completamente, hizo como si no la hubiera visto y volvió a darse la vuelta para seguir escribiendo en la pizarra. La pobre niña irremediablemente empezó a notar mojado su asiento, se estaba orinando encima.

Como Si Nada

Como Si Nada

No Hizo Nada


En ese momento la profesora se percató de lo que estaba sucediendo pero no hizo nada por ayudar a Amy, que lo estaba pasando fatal por haber aguantado tanto, por haberse orinado encima y por la vergüenza horrible que estaba sintiendo cuando todos sus compañeros se dieron cuenta. Además los niños son muy crueles y empezaron a gritar ¡Se ha orinado! La profesora, en vez de llamar a los padres de Amy para que vinieran a traerle ropa limpia, la mandó a fuera a limpiarse ella sola.

No Hizo Nada

No Hizo Nada

La Dejaron En Braguitas


La niña salió llorando de la clase y se dirigió al baño, se quitó la ropa como pudo ella sola y de repente apareció la directora de la escuela. No para ayudarla no, le dijo: “Vamos límpiate ya y deja de llorar” Y le dio unas braguitas que tenían por allí. Tan solo unas braguitas…Nada de pantalones o algo para taparse…La niña obviamente siguió llorando al ver que tenía que volver a clase en braguitas. Se intentaba tapar un poco con la camiseta porque no se iba a poner el pantalón empapado…Y aquí no acabó el asunto.

La Dejaron En Braguitas

La Dejaron En Braguitas

Por Fin A Casa


Amy volvió a clase en esas lamentables condiciones y todos se reían de ella. Estaba siendo el peor día de su corta vida. Pero por fin ese fatídico día llegaba a su fin. La clase terminó y los responsables llevaron a los niños al autobús, Amy seguía solo con las braguitas que le habían dado y llevaba el resto de la ropa mojada en la mochila. No había podido parar de llorar en toda la mañana y al bajarse del bus lo seguía haciendo ya que no lo podía evitar…Cuando su padre la vio bajar así, le iba a explotar la cabeza de la furia que le entró por el cuerpo.

Por Fin A Casa

Por Fin A Casa

Eso No Iba A Quedar Así


No se puede describir con palabras lo que sintió el agente Raymond McCundy cuando vio a su hija en tal deplorable aspecto. Cuando la vio bajarse sin pantalones, en braguitas, intentando taparse con su camiseta, la cual también estaba algo manchada, el fuego de la ira lo atrapó por completo. Sin pensarlo ni un segundo, cogió a su hija, la metió en el coche y se dirigió de nuevo al colegio. Alguien iba a pagar por lo que habían hecho y ni si quiera lo iban a ver venir.

Eso No Iba A Quedar Así

Eso No Iba A Quedar Así

Su Excusa


Al llegar al colegio, McCundy fue derecho a la oficina del director a pedir explicaciones de por qué su hija iba sin pantalones, allí lo que le dijeron fue que creían que la camiseta de la niña era suficientemente larga como para taparse e ir sin pantalones. Raymond no lo podía creer, su furia aumentaba por momentos, hasta podía verse en sus ojos la rabia que sentía. ¿Se estaban quedando con él? ¿Qué clase de respuesta era esa? No le servía esa explicación y seguiría pidiendo respuestas.

Su Excusa

Su Excusa

Incoherencia Total


Resulta que en el Nuevo colegio de Amy era obligatorio llevar el uniforme del colegio. Ningún niño podía asistir a clase sin él. Estaba terminantemente prohibido. Pero tras el percance de la niña van y la dejan sin pantalones, ¿Ahí si podían hacer una excepción no? Para ridiculizar a una niña que se ha orinado encima porque no le han dejado salir al baño cuando lo pidió, en ese caso sí podía ir no solo sin uniforme sino en braguitas, era totalmente absurdo y fuera de lugar. ¿O era porque Amy era nueva?

Incoherencia Total

Incoherencia Total

Saltándose Sus propias Normas


Era todo muy contradictorio puesto que en aquella escuela en concreto, la Belle Terre Elementary School, era obligatorio seguir las normas de vestimenta a rajatabla. Las faldas de las niñas no podían bajo ningún concepto ser más cortas de dos dedos por encima de la rodilla y a su hija la habían dejado sin pantalones con una camiseta nada más que apenas le daba para taparse las braguitas. Ósea a los padres los obligaban a llevar a los niños vestidos con el uniforme y a los padres podían devolverles niños sin pantalones. Era de locos.

Saltándose Sus Propias Normas

Saltándose Sus Propias Normas

Apareció Su Madre También


Además del hecho de no haber dejado a su hija ir un momento al baño y de ridiculizarla delante de todos sus compañeros de clase, ellos mismos se estaban saltando sus normas de vestimenta ya que la camiseta con la que había dejado a Amy era muchísimo más corta que la medida establecida para las faldas. De pronto apareció Jennifer, la madre de Amy, ella quería también saber qué estaba pasando con su hija pero sus motivos de enfado eran bien diferentes. ¿Es que había pasado algo más de lo que Raymond no se había enterado?

Apareció Su Madre También

Apareció Su Madre También

Algo Que Sabían


Jennifer estaba furiosa también como es lógico, pero su razonamiento fue más allá y ella quería saber por qué demonios no les llamaron cuando sucedió todo para que uno de los dos pudiera ir al colegio con ropa limpia y cambiar a la niña. Así todo se hubiera quedado en un pequeño incidente sin más repercusión. Amy siempre llevaba consigo una tarjeta en la que tenía apuntados cuatro números de teléfono de emergencia y los profesores lo sabían porque sabían perfectamente que la niña sufría una enfermedad.

Algo Que Sabían

Algo Que Sabían

Estaban Advertidos


Y es que la pequeña Amy tenía una enfermedad que le hacía ir al baño cada dos por tres. La pobre ya había sufrido bastante con solo seis añitos como para que encima la humillaran así en el colegio. Y más cuando el colegio estaba advertido de la enfermedad que padecía Amy, era intolerable que le hubieran hecho pasar por todo aquello a la pequeña niña. Alguien debía pagar por ello y no iban a dejar pasar el asunto así como así, incluso emprenderían acciones legales contra el colegio para que algo así no le volviera a suceder a Amy ni a ningún otro niño.

Estaban Advertidos

Estaban Advertidos

Había Algo Más


Jennifer y Raimond eran unos padres jóvenes a los que les había tocado luchar con el hecho de tener una hija enferma. Esto ya era duro de por sí ya que nunca unos padres quieren ver sufrir a sus hijos de ningún modo, pero que encima sea en el colegio donde le pasen estas cosas a la niña y por parte de los profesores, no tenía nombre alguno. Los padres de Amy estaban muy preocupados, sí había pasado eso con su hija sabiendo que estaba enferma ¿qué más podría pasar en aquel colegio de puertas para adentro? Algo no les olía bien.

Había Algo Más

Había Algo Más

Ya Era Muy Tarde


La familia McCurdy estaba muy disgustada con todos los acontecimientos e iban a emprender acciones legales contra el colegio cuando de pronto recibieron una carta de ellos en la que decía lo siguiente: “Estamos muy apenados con todo lo sucedido pero en el colegio hay ciertos protocolos que deben seguirse y eso fue lo que ocurrió, no obstante acepten nuestras disculpas” Pero ya era demasiado tarde para disculparse y una simple carta no iba a arreglar el mal rato que pasó Amy ni sus padres. La cosa no iba a quedar así ni mucho menos.

Ya Era Muy Tarde

Ya Era Muy Tarde

Hasta El Final


Estaban dispuestos a llevar el tema a los tribunales y habían contratado ya a un famoso abogado. El colegio Belle Terre no iba a quedar impune del acto que había acometido contra su niña con el hecho de mandar una carta disculpándose. Era intolerable todo lo que había sucedido y Raymond no podía para de pensar en su pobre niña. Era su única hija y quería protegerla a cualquier precio. ¿Cómo podían haberla dejado sin pantalones y haberla subido a un autobús sin más? La niña podría haber sido presa de pederastas incluso. Raymond enfurecía cada vez más.

Hasta El Final

Hasta El Final

El Caso Se Volvió Viral


La familia McCundy vivía en un barrio tranquilo residencial donde todo el mundo se conocía, todos los niños de la zona iban al colegio Belle Terre y rápidamente se corrió la voz de lo que había sucedido. Los padres estaban escandalizados y no podían creer que hubieran dejado así a una pobre niña de 6 años. Comentaban por todas partes que se habían equivocado y que lo iban a pagar muy caro. Toda esta malísima fama iba a ser casi peor que la denuncia que les pusieron, pues la gente nunca olvida y dejarían de llevar a sus niños allí.

El Caso Se Volvió Viral

El Caso Se Volvió Viral

Los Datos


Lo que le pasó a Amy es más frecuente de lo que parece, los niños de esa edad aún están aprendiendo a controlar sus esfínteres y a aguantar las ganas de orinar cuando empiezan la guardería y el colegio. Es muy normal que alrededor de un 20% de los niños se orinen en clase en sus primeros años de colegio. Lo que no es normal es que no se llame a los padres o se vista a los niños y se les limpie y mucho menos que se les humille por ello. Es algo que no se puede tolerar y aún menos si los padres del niño en cuestión han avisado de que tiene problemas de salud y necesita ir al baño más de lo habitual. Hay que enseñar a los niños valores de respeto, no enseñarles con la humillación o ellos harán lo mismo con los demás.

Los Datos

Los Datos

Publicidad